Servicios Complementarios

Home Cirugía Videolaparoscópica

Cirugía Videolaparoscópica

¿Qué es una cirugía videolaparoscópica?

Una videolaparoscópia es un tipo de cirugía que busca problemas en el abdomen o el aparato reproductor de una mujer. La cirugía laparoscópica utiliza un tubo delgado llamado laparoscopio, que se inserta en el abdomen a través de una incisión pequeña. Una incisión es un corte pequeño que se hace en la piel durante una cirugía. El tubo tiene una cámara conectada que envía imágenes a un monitor de video. Esto permite que un cirujano vea el interior del cuerpo sin causarle lesiones importantes al paciente.

La laparoscopia se conoce como cirugía mínimamente invasiva. Permite que el tiempo que una persona tiene que pasar en el hospital sea más corto, una recuperación más rápida, menos dolor y cicatrices más pequeñas que con la cirugía tradicional (abierta).

Cirugía videolaparoscópica
¿Para qué se usa?

En las personas con síntomas abdominales, la cirugía laparoscópica se puede usar para diagnosticar:

  • Tumores y otras protuberancias
  • Obstrucciones
  • Sangrado sin motivo aparente
  • Infecciones

En las mujeres, se puede utilizar para diagnosticar o tratar:

  • Fibromas: Tumores que se forman dentro o fuera del útero. La mayoría no son cancerosos
  • Quistes ováricos: Bolsitas llenas de líquido que se forman en un ovario o sobre su superficie
  • Endometriosis: Enfermedad en la que el tejido que normalmente recubre el interior del útero, crece fuera de él
  • Prolapso pélvico: Problema en el que los órganos reproductores protruyen y salen por la vagina

También se puede usar para:

  • Extraer un embarazo ectópico, un embarazo que crece fuera del útero. El óvulo fertilizado no puede sobrevivir. Para una mujer embarazada, puede ser mortal
  • Hacer una histerectomía, la extirpación del útero. La histerectomía se puede hacer para tratar un cáncer, un sangrado anormal u otras enfermedades
  • Hacer una ligadura de trompas, un procedimiento para prevenir el embarazo bloqueando las trompas de Falopio
  • Tratar la incontinencia urinaria, la pérdida accidental o involuntaria de orina

La cirugía videolaparoscópica a veces se usa cuando un examen físico o un estudio por imágenes como una radiografía o una ecografía no dan suficiente información para hacer un diagnóstico.

¿Qué tan segura es la cirugía videolaparoscópica?

La cirugía videolaparoscópica es tan segura como la cirugía tradicional abierta. Al iniciar una operación laparoscópica, se inserta el laparoscopio a través de una incisión pequeña y cercana al ombligo. El cirujano inspecciona primero el abdomen para determinar si es seguro realizar una cirugía laparoscópica. Si hay una gran inflamación, o si el cirujano encuentra otros factores que impiden ver claramente las estructuras, puede tener que hacer una incisión más grande para terminar la operación de manera segura.

Toda cirugía intestinal implica un cierto riesgo, tal como complicaciones relacionadas con la anestesia y hemorragias o complicaciones de infección. El riesgo de toda operación lo determina en parte la naturaleza de la operación específica. La salud general de la persona y otros problemas médicos también son factores que afectan el riesgo de cualquier operación. Usted debe hablar con el cirujano acerca de su riesgo en particular para alguna operación.

¿Tiene algún riesgo esta prueba?

Muchas personas tienen dolor abdominal leve o malestar después. Los problemas serios son poco comunes. Pero pueden incluir sangrado en el lugar de la incisión e infección.

¿Qué significan los resultados?

Sus resultados pueden incluir el diagnóstico o el tratamiento de uno de los siguientes problemas médicos:

  • Endometriosis
  • Fibroides
  • Quistes en los ovarios
  • Embarazo ectópico

Miomectomía

La miomectomía es un procedimiento quirúrgico para extirpar fibromas uterinos, llamados también “leiomiomas”. Estos crecimientos no cancerosos comunes aparecen en el útero. Los fibromas uterinos generalmente se desarrollan durante los años fértiles, pero pueden ocurrir a cualquier edad. El objetivo del cirujano durante la miomectomía es extraer los fibromas que causan síntomas y reconstruir el útero. A diferencia de una histerectomía, en la que se extirpa todo el útero, en una miomectomía se extirpan solo los fibromas y se deja el útero. Las mujeres que se someten a una miomectomía presentan mejoras en los síntomas de fibromas, entre ellas, una disminución del sangrado menstrual intenso y de la presión pélvica. Hay pacientes que cursan con cuadros de infertilidad causada por fibromas uterinos, en los cuales se utiliza la miomectomía.

miomectomia-07
¿Como se realiza una miomectomía?

La técnica utilizada para realizar la extirpación de fibromas uterinos dependerá del tamaño y la cantidad de los mismos.

  • Si los fibromas son Intramurales y en gran cantidad, la miomectomía debe realizarse por medio de una cirugía abierta.
  • Si los fibromas o miomas son subserosos y en poca cantidad (1 o 2), la miomectomía puede realizarse por medio de laparoscopia.
  • Si son submucosos se realiza por histeroscopia usando resectoscopio.

Histeroscopia

La histeroscopia es el procedimiento diagnóstico que permite la visualización directa del canal cervical y de la cavidad uterina. Consiste en introducir un tubo delgado y flexible con luz llamado histeroscópio en el útero y un medio de distensión para separar las paredes del mismo.

La histeroscopia se puede utilizar tanto para fines diagnósticos como terapéuticos. El histeroscópio permite un fácil acceso visual al interior del cuello uterino y al útero, para evaluar el revestimiento de estas estructuras. Durante el procedimiento de histeroscopia se pueden realizar maniobras terapéuticas, tales como tomar una muestra de tejido (biopsia), extraer pólipos o fibromas, o bien prevenir el sangrado con cauterización (destrucción del tejido por medio de corriente eléctrica, congelamiento, calor o sustancias químicas).

La histeroscopia diagnóstica se puede realizar, con anestesia local o sin ningún tipo de anestesia, en el consultorio de un médico o en una instalación para pacientes ambulatorios. Los procedimientos de histeroscopía terapéutica más invasivos se pueden realizar con anestesia local, regional o general, en una sala de operaciones.

La histeroscopia es un procedimiento para examinar el interior del útero (matriz) y puede durar de 15 minutos a 1 hora, según lo que se realice. Su proveedor de atención médica puede observar:

  • La abertura hacia el útero (cuello uterino)
  • El interior del útero
  • Las aberturas de las trompas de Falopio
Histeroscopia
¿Por qué se realiza este procedimiento?

Este procedimiento se puede realizar para:

  • Tratar los periodos menstruales abundantes o irregulares.
  • Bloquear las trompas de Falopio para prevenir el embarazo.
  • Diagnosticar estructura anormal del útero.
  • Diagnosticar el engrosamiento del revestimiento del útero.
  • Encontrar y eliminar crecimientos anormales, como pólipos o miomas.
  • Encontrar la causa de abortos espontáneos repetitivos o retirar tejido después de una pérdida del embarazo.
  • Retirar un dispositivo intrauterino (DIU).
  • Extirpar tejido cicatricial del útero.
  • Tomar una muestra de tejido (biopsia) del cuello uterino o del útero
  • Este procedimiento también puede tener otros usos no mencionados en esta lista.
Riesgos

Los riesgos de la histeroscopia pueden incluir:

  • Agujero (perforación) en la pared del útero.
  • Infección en el útero.
  • Cicatrización del revestimiento de la matriz.
  • Daño en el cuello uterino.
  • Necesidad de una cirugía para reparar el daño.
  • Absorción inusual de líquidos durante el procedimiento, que pueden causar una baja en los niveles de sodio.
  • Sangrado severo.
  • Daño a los intestinos.

Los riesgos de cualquier cirugía pélvica pueden incluir:

  • Daño a órganos o tejidos cercanos.
  • Coágulos de sangre, los cuales podrían viajar a los pulmones y ser mortales (poco común).

Los riesgos de la anestesia abarcan:

Los riesgos de cualquier cirugía abarcan:

  • Infección
  • Sangrado

Los resultados de la biopsia normalmente están disponibles después de 1 o 2 semanas.

Histerosalpingograma

Un histerosalpingograma o histerosalpingografía (HSG) evalúa la forma del útero y verifica si las trompas de Falopio están abiertas. Generalmente se le utiliza para investigar abortos espontáneos debidos a problemas en el útero.

Los especialistas usan este examen para evaluar por qué usted podría estar teniendo dificultades para quedar embarazada, ya que se puede observar la abertura de las trompas de Falopio, la forma y estructura del útero, y cualquier tipo de cicatrices en el útero o en la cavidad abdominal cercana.

El examen también evalúa la apertura de las trompas de Falopio y revisa los efectos de la cirugía de las trompas. Estos efectos incluyen:

  • Bloqueo de las trompas de Falopio debido a infección o cicatrices.
  • Ligamiento en las trompas de Falopio.
  • Trompas de Falopio cerradas en un procedimiento de esterilización y en una reversión de la esterilización.
  • Reapertura de las trompas de Falopio luego de la esterilización o de un bloqueo debido a alguna enfermedad.

El examen puede investigar abortos repetidos causados por problemas uterinos congénitos o adquiridos, tales como:

  • Fibromiomas uterinos.
  • Pólipos endometriales.
  • Adhesiones.
  • Problemas congénitos (anomalías uterinas).
  • Tumores.
¿En qué consiste un Histerosalpingograma?

El Histerosalpingograma es un examen de rayos X del útero y las trompas de Falopio que utiliza una forma especial de rayos X denominada fluoroscopia y un material de contraste. El especialista utiliza la fluoroscopia para ver los órganos internos en movimiento. Llenaran su útero y sus trompas de Falopio con un material de contraste soluble en agua. Luego, el radiólogo utilizara la fluoroscopia para tomar imágenes y poderlos ver y evaluar.

Este examen generalmente se realiza en pacientes ambulatorios pero si se utiliza sedación en la paciente. La paciente es recostada boca arriba en una camilla con sus rodillas flexionadas, o con los pies sobre una placa apoya pies.

El médico insertara un espéculo adentro de la vagina, limpiará el cuello uterino e insertará un catéter. Luego se retira el especulo y se coloca a la paciente cuidadosamente debajo de la cámara de fluoroscopia. El médico procede a llenar la cavidad uterina, las trompas de Falopio y la cavidad peritoneal con material de contraste a través del catéter y capturara las imágenes fluoroscópicas. Cuando se haya completado el procedimiento, se retira el catéter. El examen tiene una duración de entre 15 y 30 minutos, dependiendo del caso.

Histerosalpingograma[1]
¿Qué experimentaré durante el Histerosalpingograma?

Debido a que este procedimiento se realiza con sedación, la paciente no sentirá ningún dolor o molestia.

¿Quién interpreta los resultados y cómo los obtengo?

Los resultados son interpretados por el proveedor de salud que realiza la prueba, y quien te explicará los hallazgos y los siguientes pasos en tu tratamiento.

Histerosonografía

Aunque la prueba por excelencia para valorar patologías del interior de la cavidad endometrial sigue siendo la histeroscopia, la histerosonografía o histerosonograma es una prueba complementaria en los estudios de fertilidad que nos ayuda a detectar alteraciones en la cavidad uterina, además de ser un procedimiento menos molesto e invasivo, y más económico.

¿Qué es la histerosonografia?

Es una técnica de diagnóstico por imagen en donde se utiliza ultrasonidos para valorar el interior de la cavidad uterina. Consiste en la introducción de una cánula a través del cérvix hasta el interior de la cavidad uterina y posterior introducción de la sonda del ecógrafo en la vagina. Es como si realizáramos una ecografía transvaginal normal. Posteriormente se vierte una solución salina a través de la cánula y mediante ultrasonidos se consigue ver la cavidad endometrial. La solución salina hace que las paredes endometriales se separen para una mejor visual.

La histerosonografia no es dolorosa, esta prueba se realiza en consulta y es como si te realizaras una ecografía transvaginal habitual.

¿Cuándo se debe realizar una histerosonografía?

La histerosonografia es una de las pruebas de fertilidad más valiosas para evaluar por qué existen hemorragias vaginales sin causa, que pueden darse, entre otros casos, por anomalías en el útero tales como:

  • Mioma uterino
  • Pólipo uterino
  • Atrofia endometrial
  • Fibrosis endometrial
  • Defectos congénitos

Es aconsejable realizarse esta prueba cuando se sospecha que existe alguna patología endometrial o bien, como prueba de fertilidad antes de la realización de una fecundación in vitro, ya que es conveniente comprobar que no hay ninguna patología que pudiera prevenir la festación o que aumentara la posibilidad de abortos antes de proceder a la introducción de embriones.

¿Necesitas ayuda?