Preservación de fertilidad masculina

¿QUÉ ES LA PRESERVACIÓN DE LA FERTILIDAD MASCULINA?

La congelación del semen es una técnica ampliamente utilizada que permite preservar la fertilidad en el hombre. Gracias a la criopreservación espermática, los espermatozoides que son congelados y almacenados en bancos de esperma podrán usarse mediante técnicas de reproducción asistida en un futuro. Además, no verán afectada su calidad ni tendrán un tiempo límite de conservación.

¿EN QUÉ CASOS ESTÁ INDICADA LA PRESERVACIÓN DE FERTILIDAD MASCULINA?

Se recomienda la congelación de semen en los siguientes casos:

  • Pacientes oncológicos: La congelación de espermatozoides permite preservar la fertilidad en pacientes que previsiblemente van a perderla debido a tratamientos de quimioterapia o radioterapia. En estos pacientes es necesario que las muestras sean congeladas antes de iniciar el tratamiento, dado que una vez iniciado, la calidad seminal puede verse alterada y comportar peligros para la descendencia.
  • Pacientes que van a someterse a una vasectomía: Algunos pacientes que se realizan la vasectomía deciden congelar algunas muestras a modo de precaución, por si en el futuro desearan ser padres, ya sea con la misma pareja u otra.
  • Pacientes con mala calidad espermática: En pacientes con una calidad espermática muy baja, es aconsejable congelar muestras previamente al inicio del tratamiento de reproducción asistida. La finalidad es asegurar que el día de la punción folicular habrá espermatozoides disponibles para fecundar los óvulos obtenidos.
  • Pacientes con dificultades para obtener la muestra: Algunos hombres presentan limitaciones a la hora de obtener la muestra el día de la inseminación artificial o de la fecundación in vitro. La criopreservación espermática permite manejar con mayor comodidad estos tratamientos. Por ejemplo, sería útil en aquellos pacientes con dificultades para eyacular por bloqueo psicológico o aquellos que no pueden asistir a la clínica.

¿CUÁNTO TIEMPO SE PUEDE MANTENER EL SEMEN CONGELADO?

Hasta el momento no se ha detectado que el tiempo influya en la calidad de los espermatozoides criopreservados. Por lo tanto, las muestras pueden estar congeladas el tiempo que sea necesario. De hecho, se conocen casos en los que se han conseguido embarazos con espermatozoides que llevaban congelados más de veinte años.

PROCESO DE PRESERVACIÓN DE LA FERTILIDAD MASCULINA

Paso 1

Evaluación

Antes de congelar una muestra de semen es muy importante obtener una buena valoración mediante un espermograma. Para ello, el médico y el embriologo tendrán en cuenta los parámetros más importantes de esta prueba diagnóstica de fertilidad (recuento de espermatozoides, morfología, movilidad y volumen del eyaculado), para aconsejar al varón o la pareja el número de muestras a criopreservar y la mejor forma de hacerlo.

Paso 2

Recolección

La muestra de semen que se va a congelar se debe recoger por masturbación en un frasco estéril, y debe ser entregada en el laboratorio lo antes posible, por lo que se aconseja obtenerla en las instalaciones previstas para ello en nuestra clínica.

Paso 3

Congelación

Para congelar semen el procedimiento consiste en someter la muestra a un descenso progresivo y controlado de temperatura, hasta que finalmente lo sumergimos en nitrógeno líquido.

Novedad

Vitrificación espermática

En los últimos años, se ha estado desarrollando una nueva técnica de criopreservación espermática: la vitrificación de espermatozoides. Es un método de congelación ultrarrápido que permite realizar el proceso en menos tiempo.

PONTE EN CONTACTO CON NOSOTROS Y CUMPLE TU SUEÑO DE FORMAR UNA FAMILIA