Transferencia de Embriones Vitrificados

Home Transferencia de Embriones Vitrificados

Transferencia de Embriones Vitrificados

La transferencia de embriones vitrificados consiste en utilizar los embriones creados en un ciclo previo de Fecundación In Vitro que en su momento fueron vitrificados, en proceso precio de FIV. Para ello, solo será necesario la preparación del endometrio de la mujer para que se encuentre receptivo a la implantación.

Diferencia entre Transferencia de Embriones Vitrificados y Fertilización In Vitro habitual

Un ciclo de transferencia de embriones congelados equivale únicamente a los últimos pasos del proceso de FIV habitual. Es como si dividiéramos el proceso de FIV en dos bloques: por una parte, la obtención de los embriones (estimulación ovárica, punción folicular y fecundación) y, por la otra, la preparación endometrial y la transferencia de los embriones.

Previo a la transferencia de embriones congelados, se debe preparar el endometrio (capa uterina) para favorecer la implantación de los embriones y aumentar así la probabilidad de embarazo. El protocolo que se sigue en un ciclo de transferencia de embriones vitrificados es más cómodo y sencillo que el seguido en una FIV normal. La principal razón de ello es que no precisa de inyecciones diarias ni de múltiples controles ecográficos.

Preparación endometrial

El endometrio es la capa que recubre el interior del útero y es el encargado de que ocurra la implantación de los embriones. Por ello, será necesario la preparación endometrial en la mujer a través de una seria de medicamentos que nos permitirán bloquear la regulación hormonal natural para permitir un mejor control, entre los cuales están: análogos de la GnRH, estradiol y progesterona.

La mujer inicia un tratamiento que consiste en la administración de estrógenos vía oral o en parches. Además, unos 3-5 días antes de la transferencia embrionaria, deberá administrarse progesterona, ya sea en gel o capsula blanda. Generalmente, esta medicación para la preparación endometrial se inicia entre el primer y el tercer día de menstruación, es decir, al inicio del ciclo menstrual y se mantiene hasta el momento de la transferencia de los embriones (aproximadamente 10-15 días). Durante este periodo, la mujer se realiza una o dos ecografías para que el especialista compruebe el estado del endometrio. Cuando el endometrio está receptivo, es decir, tenga un aspecto trilaminar y una medida de entre 7 y 10 mm de grosor aproximadamente, se programa el día de la transferencia y se marca la pauta de administración de progesterona.

Desvitrificación de embriones

Cuando se ha programado el día de la transferencia, se descongelan los embriones teniendo en cuenta el día en que fueron congelados:

  • Si los embriones fueron congelados en día 3 y se quieren transferir en día 3, se descongelarán el mismo día de la transferencia.
  • Si los embriones fueron vitrificados en día 3 y se quieren transferir en día 5, se descongelarán dos días antes de la transferencia y se dejarán en cultivo para ver su evolución.

El proceso de desvitrificación de embriones es rápido y sencillo, ya que solo es necesario sacar la pajuela con los embriones del nitrógeno líquido e introducirla directamente en un medio a 37 °C. Seguidamente, se van pasando los embriones por diferentes medios de concentración decreciente de crioprotectoras para su rehidratación.

Transferencia

La transferencia de embriones es un proceso rápido, sencillo e indoloro que puede realizarse en la propia consulta o en el quirófano y no requiere anestesia. El especialista introduce una cánula en cuyo interior se encuentra el embrión o los embriones, la cual introduce con especial delicadeza en el útero de la mujer. Cuando llega al fondo del útero, con cuidado de no rasgar las paredes, el ginecólogo aprieta el émbolo de la cánula y deposita los embriones en la cavidad uterina. Todo esto se realiza de forma ecoguiada, es decir, utilizando la ecografía abdominal para visualizar el camino de la cánula.

A continuación, la mujer se queda en la camilla unos 10-15 minutos en reposo. Una vez transcurrido este tiempo, la mujer puede hacer vida normal, aunque se recomienda evitar grandes esfuerzos físicos.

Es importante que la mujer acuda a la transferencia embrionaria sin perfumes ni maquillaje y con la vejiga llena para facilitar la observación del útero en la ecografía.

¿Cuándo se hace una transferencia de embriones congelados?

Se recurre a la transferencia de embriones congelados en diferentes situaciones. Las más comunes son:

  • Donación de embriones
  • Mujeres o parejas que ya han tenido un hijo y quieren tener un segundo hijo con los embriones que criopreservaron en el primer ciclo.
  • Mujeres o parejas que tras la primera transferencia en fresco fallida quieren volver a intentarlo con los embriones sobrantes.
  • Cuando la transferencia en fresco ha tenido que ser cancelada por distintas razones como mala preparación endometrial, espera de los resultados del DGP (diagnóstico genético preimplantacional), etc.
  • Mujeres o parejas con varios fallos de implantación en transferencias en fresco en las que se intuye que la causa es endometrial.

Existen algunos estudios que indican que la transferencia en diferido mejora la probabilidad de implantación porque la medicación de estimulación ovárica puede alterar la calidad del endometrio y dificultar la implantación embrionaria.

Porcentaje de éxito

La probabilidad de lograr un embarazo en un ciclo con embriones vitrificados depende mucho de la calidad de los embriones tras la descongelación y de las cualidades del útero. Ya que la técnica de vitrificación embrionaria permite unas tasas de supervivencia muy elevas, es fundamental que la preparación endometrial se realice de forma personalizada y bajo un control minucioso.

En cualquier caso, aunque las tasas de éxito de la transferencia diferida de embriones sean altas, generalmente son algo menores que las tasas obtenidas en un ciclo de FIV con transferencia en freso.

Aquellas mujeres que ya han tenido un primer hijo en el ciclo en freso, la probabilidad de lograr el embarazo en un segundo ciclo con los embriones sobrantes es elevada, pues ya sabemos que los embriones de dicho ciclo han sido capaces de dar lugar a un primer hijo. No obstante, siempre dependerá de las características de cada momento y de la capacidad de supervivencia de los embriones a la descongelación.

¿Necesitas ayuda?