Vitrificación de Embriones

Home Vitrificación de Embriones

Vitrificación de Embriones

La vitrificación de embriones es una técnica ultrarrápida de congelación de los mimos, en la cual se logra eliminar la formación de cristales de hielo que podrían dañarlos. De esta manera los embriones se pueden criopreservar con una alta tasa de supervivencia. Los embriones que se vitrifican son los que no son transferidos a la madre tras realizarse una Fecundación in vitro. Las altas tasas de supervivencia de los embriones tras su desvitrificación han permitido optimizar los tratamientos de Fertilización in vitro, logrando que sean necesarios menos ciclos de estimulación en la mujer.

¿Qué es la vitrificación?

La vitrificación es una técnica de congelación ultrarrápida basada en el uso de crioprotectores, que son unas sustancias que protegen las células, y una velocidad de enfriamiento muy elevada. Los embriones son vitrificados para su uso posterior y permanecen congelados en tanques de nitrógeno líquido a -196°C. una ventaja de este proceso es que los embriones pueden conservarse durante un tiempo indefinido de tiempo sin perder ninguna de las características que tenían al momento de su vitrificación.

¿En qué casos se usa la vitrificación de embriones?

Los casos en los cuales se utiliza la vitrificación de embriones comúnmente son:

  • Cuando no ha sido posible transferir embriones en el mismo ciclo de estimulación por algún motivo, por ejemplo cuando la mujer tiene riesgo de sufrir síndrome de hiperestimulación ovárica o cuando el endometrio no ha engrosado lo suficiente y no esta receptivo.
  • Cuando se ha realizado la transferencia embrionaria en freso, pero sobran embriones que pueden utilizarse en futuros intentos.
  • Cuando la pareja o la mujer decide congelar embriones en lugar de óvulos y semen por separado.
  • Cuando se ha hecho una biopsia de embriones para hacer un diagnóstico genético pre implantacional (DGP), pero hay que esperar varios días para los resultados.
  • Con una ovodonación, si no se ha podido sincronizar a la donante con la receptora de óvulos, es posible vitrificarlos para su uso posterior.
  • Cuando hay embriones sobrantes de un ciclo y la pareja o la mujer decide donarlos a otras personas con problemas de infertilidad.
¿Cuáles son las ventajas de la vitrificación de embriones?

La tecnología de la vitrificación ha venido a optimizar los tratamientos de Fertilización in vitro, ya que se ha logrado aumentar la tasa de embarazo por punción con un solo ciclo de estimulación ovárica. Debido a que se elimina la formación de cristales, los embriones se preservan con una alta tasa de sobrevivencia, preservando las mismas característica que tenían al momento de la congelación.

La vitrificación embrionaria también ha contribuido a reducir la tasa de embarazos múltiples, ya que hay embriones disponibles que se pueden transferir por separado. El desgaste físico y emocional es mucho menor, ya que no se requiere volver a pasar por el proceso de estimulación con medicación hormonal ni las inyecciones que esta requiere.

¿Cómo se lleva a cabo el proceso de vitrificación de embriones?

Para llevar a cabo el proceso de vitrificación con éxito, es necesario que el personal del laboratorio tenga mucha experiencia, ya que es una técnica complicada que debe hacerse respetando unos tiempos muy cortos. A continuación, vamos a enumerar los pasos generales de la técnica.

  1. Deshidratar los embriones pasándolos de un medio a otro con una concentración creciente de crioprotectores.
  2. Colocar con mucho cuidado los embriones encima de la pajuela para su congelación.
  1. Introducir la pajuela con los embriones en una cubeta pequeña con nitrógeno líquido.
  1. Colocar la tapa o capuchón a la pajuela con la precaución de no alejarla de los vapores del nitrógeno líquido.
  2. Por último, guardar la pajuela cargada con los embriones dentro del tanque de nitrógeno líquido para su conservación.

Durante todo este proceso, se consigue que los embriones pasen de la temperatura de cultivo (37 °C) a la temperatura de congelación en nitrógeno líquido (-196 °C) en tan solo unos segundos.

Por otra parte, es importante tener en cuenta que los embriones deben tener una calidad mínima para poder resistir los procesos de congelación y descongelación. Por tanto, aquellos embriones que no se desarrollen bien o que presenten signos de degeneración no se vitrifican.

¿Cómo se realiza la desvitrificación de embriones?

La desvitrificación es un proceso relativamente simple. Se saca la pajuela con los embriones en nitrógeno líquido y se introducen en un medio a 37 °C. Con la ayuda de la pipeta se despegan los embriones de la pajuela tirándoles medio de cultivo encima. A continuación, se van pasando los embriones por varios medios con concentraciones decrecientes de crioprotectores. Así se consigue la rehidratación celular, de forma que se van reemplazando los crioprotectores por agua. Es muy importante respetar los tiempos del protocolo de desvitrificación para hacerlo correctamente, ya que de lo contrario podrían dañarse las estructuras celulares del embrión y no sobrevivir.

¿Necesitas ayuda?